domingo, enero 25, 2004

En la biblioteca

Estoy cansado, muy cansado. Es época de exámenes y ya no tengo fuerzas ni para estar melancólico. Muchas veces estoy pensativo, reflexivo,... pero ya no me desbordan los sentimientos. Los sentimientos quedan enterrados bajo toneladas de horas de estudio.
Luego realmente estás estudiando, y mucho tiempo estas mirando otras cosas, pensando en otras cosas. Pero eso no es el hecho, el hecho es que no estás en cualquier otra parte del mundo. Estás ahi, delante de un libro, unos apuntes,... no se mueven, una hoja puede durar varios minutos delante de tus ojos, sin haber leído de ella ni la primera línea. Yo miro, miro mucho, se me van los ojos detrás de la gente. Ves pasar a una chica, y se sienta en la mesa de enfrente. La miras, y te miras, y pasa el tiempo, y te enamoras y crees que realmente deberías pasar el resto de tus días con esa desconocida. Al día siguiente puede ser otra, o tal vez el destino os vuelva a unir, y te hace pensar demasiado en ella. Sabrá que existo, o no? bueno que más dará. No la conoces, pero algo te pica por dentro, y si es la chica de mi vida? Parece guapa, debe ser buena persona...

Y asi pasan los dias.
"Bajé las escaleras, sí, de dos en dos,
perdí al bajar el norte y la respiración;
¿Y por las noches que harás?,
las paso descosiendo que hay un arco por tensar"

Extremoduro- Buscando una luna.


Iendo a la biblioteca, un día.

miércoles, enero 21, 2004

Más biblioteca, más Sabina...

Hoy me encuentro menos melancólico, pero de todas maneras pondré lo que escribí ayer pero no puse. Esa continuación que os prometí. Bueno ahi va.

No quiero mirarte más, no quiero sufrir más.
Porque me miras y no me ves, porque pasas y no te giras.
Porque no sabes quien soy, porque te amo en la oscuridad del anonimato.
Porque quizás no te amo y solo me gustas, porque quizás... quizás qué?
Ya no quiero pensar más en ti, ni en tus ojos de agua clara.
Pero no puedo olvidar las lluvias de verano que tu sonrisa me recuerda, ni el olor a tierra mojada.

Solo quiero sentarme en la esquina a ver a mi niña en el sofá.
a ver como se mueve y ve que no tiene brazos el sofá,
yo yo vigilaré para que no se caiga.
que al fin y al cabo yo soy el ángel de la guarda que le coge de la mano
y ella es mi gerbera.
Porque en mi esquina jugare con mi pelo y mi dedos,
y ella no volverá, porque nunca vino.
Porque nunca existió de verdad, porque pasó y la idealizé.

martes, enero 20, 2004

Será la biblioteca o será Sabina..?

De vuelta a la melancolía y a la lluvia. He escrito cosas en la biblioteca, os la voy a dosificar, hoy una, mañana otra.

Confundí tu sonrisa con un amanercer
no me acordaba que los amaneceres no son solo para mi
Baje la cabeza y entre mis dedos
te miraba sin mirar, te quería sin amor.
Mentras me juraba no volver a mirarte
escribia tu nombre una y otra vez en un folio sin papel.
Grabando así tu sonrisa en mis ojos.
Por eso lloro cada vez que cierro los ojos,
veo de nuevo un amanecer, que ya es atardecer.


lunes, enero 19, 2004

Otro relato

El otro día ( exáctamente el 15 de Enero), estaba en la biblioteca, como todos los días en periodo exámenes. La cosa está en que me aburría mucho, y el cd de Bebo Valdés y Federico Brito ayudaba a mi mente a no estar con el resto de mi cuerpo. Así que saqué una hoja y escribí esto:

Ya hace un buen rato que llueve. Mi ventana me cobija del agua pero no de la lluvia. El agua se agolpa entre el bordillo y la adoquinada calzada de una antigua calle parisina. El diminuto riachuelo avanza anhelante, saltando adoquines y contornenándose con las nuevas gotas que alimentan su, aún escaso, flujo. Parece no adivinar que su fin se acerca, su viaje se acabará en la alcantarilla de la esquina.
Mientras, el sol parece que quiere rasgar unas nubes plomizas, unos atisbos de rayos colorean la lluvia e iluminan algunos árboles de los jardines de Luxemburgo.
Las casi imperceptibles notas de un piano acompañan, con una cálida melodía, al agua y al sol. Cada nota parece ser el golpe suave de una nueva gota al rebotar.
El sol parece que se da por vencido. Un refrescado París da alas a mi imaginación y un billete de tren a mi corazón.

miércoles, enero 14, 2004

Él ... él es pasional. Sí creo que sería la mejor manera de describirlo, impetuoso, vital, energetico. Saca las fuerzas de donde parece que no las haya.
Aunque claro eso de ser tan pasional y tan dado a los demás tiene sus contrapartidas. Quizás espera demasiado de la gente, la gente no es como él ( me atrevería de decir como nosotros), no dan tanto, racanea más con los sentimientos, él no tiene ningún reparo a la hora de repartir cariño.
Lo que más envidio de él es la capacidad que tiene de asombrarase de las cosas, un poco esa ilusión que tanto añoro de cuando era más pequeño. No es que sea infantil ( no siempre :P), es que se ilusiona con lo que puede; todo tiene su ilusión y su emoción ( casi todo, eso de "encontrarse una mierda en la calle" no le ilusiona).
Él chico es especial, quizás por eso es mi amigo-hermano más antiguo. Hemos pasado demasiadas cosas juntos, demasiadas alegrías, demasiados desengaños,... Londres, Mallorca ( más o menos), San Sebastián,... tantas noches de verano bajo la luz de la luna, acompañando a las estrellas con una suave melodía que brotaba de nuestras guitarras, era casi mágico, interactuabamos con las estrellas,...
Bueno tantas y tantas cosas que os podría contar, para al fin y al cabo deciros que tengo a un amigo que parece que lo hicieran con un trozo de corazón mio.
Gracias por todo Santi, ( a ti también te va a faltar pan )

lunes, enero 12, 2004

La primavera

El otro día un amigo ( qué digo! hermano ) me escribió una carta, una parte de ella eran unas líneas que algún día escribió y que me las ha regalado. Yo las quiero compartir con vosotros.

Llega un aroma, corre de lejos
y no sé donde estar, no sé.
si es tuyo, o es la despedida
del mes de Junio.
Llega, yendose, antes de venir
sin acordarse de nadie, sin
tocar el aire, que trae su
aroma y se apodera de mí.
Llega marchita la primavera
porque no eres la primera
en la lista de espera
de mi colección de muñecas.
Llega un aroma, corre de las montañas,
y me parece a ti, al tuyo,
y si fueras tú, sería esta
la despedida del mes de junio.

Gracias Javi, te quiero mucho! ( te va a faltar pan...)

miércoles, enero 07, 2004

Sobre la libertad...

El otro día leí la noticia de que había llegado a Prodi ( un gran político ) un paquete bomba, afortunadamente no tuvo importancia. El proto-atentado había sido obra de un grupo autoproclamado anarquista, creo recordar que se llamaba las cinco C's o algo así.
A ver,... cómo un grupo que se hace llamar anarquista, que se supone que sigue unos ideales de libertad, quieren matar a alguien. No suelo utilizar estos términos en los posts y los sabéis, pero es que son GILIPOLLAS. Con todas y cada una de las letras.
Yo no soy anarquista, ni creo que sea el modo de vida que mejor me viene a mi, pero es respetable e incluso lo veo bien. Me guardan cierta simpatía. Pero estos anarquistas trasnochados que creen que estamos en el siglo XIX, y que hay que hacer una revolución a base de golpes,... pues no lo veo yo muy claro. Igual que los comunistas que se creen que estamos en la revolución industrial. Renovarse, quizás muchos dirían que eso sería hacerse socialista, bueno... cada cual verá.
En serio, que no tiene sentido luchar por la libertad de uno quitándosela a otro. Así que con mi profunda desaprobación y con un incontenible deseo de que sufran unas horribles hemorroides dichos individuos, me despido.
Libertad, pero para todos.

domingo, enero 04, 2004

Reyes... cómo no...

Hoy 4 de Enero, ya no es la noche de antes a la noche de reyes, es muchas otras cosas: es un día cercano a exámenes, es un día de invierno, es un día de casi vuelta a clase,... Ya no es el día de antes. Ni mañana será la noche que solía ser, las mariposas que tenía en el estómago y se ponían a revolotear por estas fechas, se han ido ya. Yo las hecho de menos, es difícil conseguir más mariposas.
Mañana me acostaré tarde, con sueño y tedio. Al día siguiente me despertaré relativamente tarde y con una animosidad ya caduca. Sin embargo creo que aún hay esperanza,...
Sí, creías que este era un post para deprimirte pero es un post para animarte. Este año devuelve la ilusión a tu noche de Reyes. Se tú un rey mago, regala algo, dejalo en la mesa del comedor con el gusanillo de que nadie te oiga. Y al día siguiente mira como los otros agradecen tus regalos. A lo mejor no está todo perdido, la ilusión la podemos recuperar. Esta vez es más difícil, es una ilusión activa y no pasiva. Tenga suerte su majestad, y regálale las estrellas al niño que llevas dentro.
Ya llegan los reyes.
Las Invasiones Bárbaras.

Acabo de ver una película genial. Se llama Las Invasiones Bárbaras, no os la perdáis, no tiene desperdicio. En serio, me ha encantado. No quiero destriparla aquí ni nada de eso. Solo quiero deciros una frase. Pero no quiero que os tragéis la frase, quiero que la mantegáis en la boca un rato, que la acariciéis con la lengua, que sintáis todo su sabor,... luego ya la masticáis y os la tragáis. La frase de la película es esta ( o parecida) : no comprendemos del todo nuestro pasado y queremos comprender el futuro. Genial.

sábado, enero 03, 2004

Y otro año más...

En la web de A. Durán está este texto de Neruda. Es un buen texto para comenzar el año ( sigo reticente ante la idea de que solo el dia 1 de enero se puede cambiar),
" ¿Quién muere? ", se preguntaba Neruda.

" Muere lentamente quien se transforma en esclavo del hábito, repitiendo todos los días los mismos trayectos, quien no cambia de marca y no arriesga vestir un color nuevo y no le habla a quien no conoce.

Muere lentamente quien hace de la televisión su gurú.

Muere lentamente quien evita una pasión, quien prefiere el negro sobre blanco y los puntos sobre las "íes" a un remolino de emociones, justamente las que rescatan el brillo de los ojos, sonrisas de los bostezos, corazones a los tropiezos y sentimientos.

Muere lentamente quien no voltea la mesa cuando está infeliz en el trabajo, quien no arriesga lo cierto por lo incierto para ir detrás de un sueño, quien no se permite, por lo menos una vez en la vida, huir de los consejos sensatos.

Muere lentamente quien no viaja, quien no lee, quien no oye música, quien no encuentra gracia en sí mismo.

Muere lentamente quien destruye su amor propio, quien no se deja ayudar.

Muere lentamente quien pasa los días quejándose de su mala suerte o de la lluvia incesante.

Muere lentamente quien abandona un proyecto antes de iniciarlo, no preguntando de un asunto que desconoce o no respondiendo cuando le indagan sobre algo que sabe.

Evitemos la muerte en suaves cuotas, recordando siempre que estar vivo exige un esfuerzo mucho mayor que el simple hecho de respirar.

Solamente la ardiente paciencia hará que conquistemos una espléndida felicidad ".

... amen...