jueves, octubre 28, 2004

Navidad

Si pensabais que el Corte Inglés era exagerado con esto de la Navidad, es que no conceis a los daneses. Desde el 20 de Octubre aproximadamente, los catálogos de supermercado se llenan de bolas de colores, de muérdago, de muñecos de nieve y toda esa simbología folklorica; que por qué no asumirlo, le da un tono especial al estar en Europa del Norte.
No hay que olvidar que Papá Noël vive en Groenlandia y ésta es territorio autónomo del Reino de Dinamarca, por lo que estoy en tierras de Papá Noël. Es más, estoy casi seguro de que mi profesor de Historia Económica es Papá Noël, solo que trabaja de profesor mientra no es Navidad. Ha faltado dos semanas a clase, decía que no iba a estar en el país,... yo creo que se fue a hablar con sus proveedores para obtener unos buenos precios para estas Navidades.
Pero bueno lo que venía diciendo, que esta gente le tiene mucho cariño a la Navidad me parece. Y eso que aun no hemos pasado Halloween, es este Sábado ( menuda fiesta nos vamos a dar), que también las tiendas están llenas de calabazas y arañas de plástico y cosas así; cuando pase Halloween que no le quede otra fiesta en entre ellos y la Navidad, va a haber un despliegue espectacular, regimientos de Papás Noëles por las calles,... campanas, nieve ( de verdad o artificial), luces de colores,... La verdad es que no me desagrada la idea, tengo ganas de verlo,... pero claro no se si durante dos meses. En fin, que ya tengo ganas de ver nevar.


martes, octubre 26, 2004

Peluquero!!!... una de mero.

Esta manyana me he levantado temprano ( relativamente claro ), no quería volverme a acostar, era algo que me debía a mi mismo. Hoy te levantas a una hora decente. Claro y cuando te levantas pronto cuando has quedado a las 11 y media, tienes que hacer algo... Así que ni corto ni perezoso cojo el bus para ir al centro y... cortarme el pelo... si senyores ... no era un adios a mi maravillosa melena, solo era que me lo arreglaran un poco ya que se me enredaba el pelo y parecía algo raro.
Así que llego a una peluquería que tiene carteles por la Universidad que por 100 ( 12 euros aprox) te cortan el pelo si eres estudiante. Abro la puerta, suenan unas campanitas de esas que se ponen en los umbrales... Aparece una senyorita... y con una sonrisa me suelta un : Hi ( que no es Hi es Hel o algo asi pero da igual, es Hola igual). Y claro le suelto yo: I would like to cut my hair now, is it possible... Me suelta algo ininteligible de entre lo que entiendo klip, que es corte de pelo. Y asiento con la cabeza y le digo : Now... Y me dice: janasprachengleks... de lo que entiendo que no habla inglés... Le senyalo el reloj y le digo : Now? Y me dice: Klip? ja... Y yo pues ala vamos a ver.
Me siento y me suelta otra cosa, como supongo que me dice que como lo quiero le digo: Long but tidy... al quedarseme con cara de apio le reconfirmo: long... but... clear... y asiente con la cabeza cual obispo ante cáliz. Y saca las tijeras y ale, veo que me coge del pelo y me corta solo las puntas... digo guay, ha pillado el concepto... así que me quito las gafas y la dejo trabajar.
Y empieza a cortar... una pasada... dos pasadas... tres... Se me empieza a hacer a mi cara de apio... y me dice algo parecido a "chundasbinto" y le digo que asi ya esta bien... y nada continua por detrás y me acaba los bordes del cuero cabelludo con la maquina. Me saca el espejo y me dice que me ponga las gafas... yo casi que prefería no ponermelas... yo digo voy a parecer la sota de bastos, y me lo pongo y tal... y me digo a mi mismo... bueno... mas cortito que antes si que lo llevo... La verdad es que no me convence, mejor algo militar.
En fin que salgo de la peluquería y me paso la mano por la cabeza y ya no se me quedaba enredado como antes... que fresco notaba en la colleja.. ya no parezco Bofil anymore. Ahora llevo un pelo a lo Hugh Grant pero sin estilo. Lo dejaremos crecer.

lunes, octubre 25, 2004

Realidad

No sé si "extraño" sería el adjetivo adecuado, pero no se me ocurre otro mejor. Aquí a tres mil kilómetros de casa, en una vida paralela. ¿ Echas de menos aquello? ... bueno... a veces, pero no como un conjunto echo de menos cosas en determinados momentos, pero no creo que allí fuera más feliz. En cada sitio tengo unos motivadores y unos frenos,... Tampoco intento psicoanalizarme ni nada parecido, es solo una expresión de como estoy, que supongo que de algo me servirá.
Aquí soy completamente ( prácticamente ) independiente, llevo una vida en la que hago lo que creo que es mejor para mi, sin tener que tomar decisiones vinculantes a otras personas. Establezco mis propios horarios, metas y preferencias,... Eso en principio está bien, pero me da la sensación de que todo es un poco artificial, gente que conozco de un mes que se "pega" a mi y no me siento cómodo... no son mis amigos usuales, no es que no quiera que sean mis amigos, pero como que estan jugando un papel excesivamente dominante en mi vida,... es como si no les correspondiera.
Sin embargo, no creo que deba crear unos parametros de felicidad, unas normas inducidas sobre como debe ser mi vida, hay que dejarse llevar también, ¿no? Al fin y al cabo en la sopresa y el riesgo reside una gran parte del aliciente de la vida. Releyendo la frase parece que no quiera sorpresas, pero no, no es eso, no me expreso como quisiera. Simplemente que me da la sensación de haber construido una realidad demasiado deprisa ( no por mi, si no que intrinsecamente se construye así) y ahora tengo que limarla y desmontar cosas, que cuesta más; que digo, si desde el principio lo hubiese hecho de otra manera ahora tendría lo que quiero sin tener que desmontar.
No estoy mal con mi realidad, ni nada similar. Era simplemente un análisis de ella.
"El horizonte está en los ojos y no en la realidad" Angel Ganivet.

domingo, octubre 03, 2004

Domingos por la tarde

Los domingos por la tarde tienen algo. Esa melancolía, ese echar de menos lo que aun casi puedes tocar. Duerme el final de la semana en una oscuridad sin jolgorio, en una tumba con luces de neón naranjas; estrellas naranjas que reposan sobre el suelo, agotadas por la semana y por la idea de volver a empezar al día siguiente.
Los domingos tienen ese aire nostalgico sin demasiado sentido; volverán pronto los amigos, las bromas, las "amigas", las miradas furtivas, los deseos de robar besos,... pero aun así los echamos de menos.
¿ Por qué buscamos los Domingos la compañía? ¡Qué miedo a estar solos! La tele, el ordenador, un libro, un café, una guitarra y pocas ganas de tocar, un sofá y sin estar cansado no querer levantarse, un cd sonando ( me sumerjo en mi alma, cierro los ojos y floto entre sensaciones y recuerdos ),... un sms de "socorro", una perdida de "acuerdate de mi",... sigue sonando el cd ( me va a estallar el pecho). Silencio.
Una ventana por la que mirar. Las estrellas siguen ahi, flotando en el mar negro de la ciudad; los arboles se zarandean con la brisa, pero solo se ven sus sombras; como una estrella pérdida un avión surca el cielo, ¿ dónde irá?, yo quiero ir, donde sea, da igual.
Tengo hambre. Cocina. Nevera. No hay nada. Armario. ¿ Galletas ?. Mismo, da igual. Vuelvo a la habitación. Me muero comiendo el techo. Otro CD. Busco las canciones más lentas del CD, la más melancólica ( bendito Sabina, tan joven y tan viejo; ¿ yo soy tan viejo y tan joven?). Busco un espejo en el cielo de mi cuarto. Las formas se mezclan, y los colores desaparecen.
Y aparece ella, ella efímera, una cara caprichosa en mi cabeza, 2 horas para colgarme, 2 días para olvidarme, y una cicatriz más. Todos los clavos dejan la marca aunque se quiten. Es tan dulce el recuerdo de quien no conoces, tan dulce y tan fresco... "like a rolling stone"