domingo, noviembre 28, 2004

Denmark Freakland II

A raiz del fin del post anterior, continuaremos poniendo a caldo a los daneses. Que tienen muchas cosas buenas, pero otras que no lo son tanto. Lo del tomate frito es algo que me saca de quicio. No tienen tomate frito, tienen solo tomate natural en lata. Y ni siquiera licuado, es un tomate entero en caldo... Si quieres el exótico tomate hecho pure, tienes que comprarlo en un supermercado más caro. En fin... nadie ha pensado que si vende el tomate ya frito se ahorran el freirlo, porque seamos realistas cuanta gente se toma el tomate de lata natural, o al horno... Muy probablemente lo frían. No tiene demasiado sentido, Solis tiene aqui un nicho de mercado impresionante!! Todas las madres que tengan que hacerle el arroz a la cubana a sus retoños se ahorrarían 20 minutos; ya vale aquí no hacen arroz a la cubana, pero harán algo con el tomate... smollgrod o como se diga... si es que lleva tomate... bueno lo que sea con tomate. Yo me paso veinte minutos sofriendo el tomate, es odioso... sobre todo cuando Solis te ha mal acostumbrado. Tampoco vamos a machacar a los supermercados daneses. Tienen cosas muy buenas, ejemplo: el pan , tu te compras un paquete con un par de vienas de pan que las metes en el horno y ¡tachán! pan caliente. No es que sea la gran revolución, es más yo prefiero la barra de pan de cuarto comprada en el horno pero bueno... que está bien. Más cosas raras... ¿ por qué no tienen yogures en envase individual? Solo hay yogur en tetrabrick o envases de litro... Eso sí, tienes de kiwi, piña, fresa, plátano, papaya,... Y no tienen ni natillas, ni flan, ni cuajada,... nada... de postre ( es que tampoco toman postre) tienes yogur o fruta... y yo que soy estudiante o tengo yogur ( natural y azúcar) o la fruta de la semana ( la de oferta).
Más cosas, para acabar de poner de vuelta y media a la distribución danesa. No tienen pescaderías ni carnicerías ( obviamente charcuterías tampoco, no tienen fiambre...), el pescado ( o salmón o arenque ) está congelado en filetes... Y la carne en bandejas... Nada que no puedes ir a un supermercado y decir quiero esto cortado así o asá... nada, te tienes que ir a una carnicería ( que solo he visto una) o pescadería ( he visto dos, y una de ellas ambulante).
En fin... que si Consum viene aquí yo creo que puede triunfar... o si no, por lo menos, hacernos un favor a los españoles

jueves, noviembre 25, 2004

Denmark Freakland I

Hay muchas cosas que me parecen francamente raras de los daneses. Pero de la que me acuerdo todos los días primero es de : ¿ por qué no tienen plato (suelo) de ducha ? . La ducha para ellos es una integracion del cuarto de baño. El mismo suelo de la ducha es el suelo del cuarto de baño, asi que cuando uno quiere deshacerse de las capas y capas de sudor acumuladas durante el dia(s) y decide ducharse va a tener el suelo del cuarto de baño inundado hasta que el desague decida acabar de tragarselo. Alguno diría: " pues hombre, tan malo no és"... que me dirías si te has duchado, te cambias, te calzas y vas a peinarte... y ¿qué haces? ¿meterte en el charco? luego al salir iras repartiendo agua por todo el suelo de la habitación. El más avispado dirá, pues cojes el peine y te peinas fuera... es una solución, ... pero ¿ y si en vez de peinar lo que quieres es utilizar el water? ... Nada que no tienen perdón ni razón, están como un cencerro. Yo quiero ya mi plato de ducha, en un sitio donde me pueda duchar sin chanclas... el listillo again : no falta que te pongas las chanclas, la fin y al cabo es tu cuarto de baño. Collejón de nuevo, si pero he pisado dentro del cuarto de baño con zapatillas para peinarme, lavarme la cara o las manos, para ponerme las lentillas.
Así que tendrán mucha renta per cápita, pero no tienen platos de ducha, ni tomate frito, pero de eso hablaré en el siguiente post.

sábado, noviembre 20, 2004

lunes, noviembre 15, 2004

Un tesoro....

Acababa de bajarme de un autobus. Venía de casa de un amigo, y tenía que llegar al centro de la ciudad para coger otro autobus que me llevaría a casa. Hacía viento, era frio y duro, me recordaba al viento que hay en alta mar, que parece que pueda llevarselo todo. Pero las cosas seguían en su sitio, solo los árboles bailaban al son y los cristales de la parada se tambaleaban mínimamente.
Sentado en la parada miraba la bolsa en forma de maletín donde llevaba el portatil, lo habiamos utilizado para ver una peli. Lo tenía entre mis manos, intentando que no se me resvalara cuando metia las manos dentro de las mangas para cobijarlas del frio.
Palpando la bolsa noto algo en un bolsillo. Pienso, los papeles del avión cuando vine aquí, la bolsa no la había cogido desde que llegué aquí. Iba a abrir el bolsillo y sacarlo, pero pienso que mejor me reservo el placer de recordar para cuando vaya en el autobus, y así no me aburro mucho.
Finalmente llega el autobus, me subo. Y abro el belcro que cierra el bolsillo, meto la mano y estiro del papel. Una sonrisa inunda mi cara,... estaban los papeles del avión, pero había algo más. No necesitaba mas que medio centimetro para saber lo que era, la textura del papel me lo revelaba. Iba a sacar un trozo de mi historia reciente y lejana a la vez. Era El País del día que vine aquí, el periodico que me había dado en el avión entre Valencia y Madrid ( no he caido hasta que he visto que las hojas centrales referían a Comunidad Valenciana). He releido sus páginas, como resucitando sensaciones de otra vida, que aunque no olvidada si que está aparcada. Esa sensación de encontrar un tesoro, que está intacto desde hace tanto tiempo, y que representa algo tan lejano. Es como cuando encuentras un juguete de cuando eras pequeño, y lo miras con nostalgia y ternura ( si habeis visto Amelie, el momento del juguete es precioso ).
Y así he llegado a casa, iluminado casí por recuerdos, y con ganas de escribir sobre ello. Y también de colgar la portada en mi pared, aunque la portada sea trágica ( barbaridades de los israelíes en palestina, y barbaridades de los terroristas palestinos en israel )... pero bueno... es más que una portada o una noticia... Puede que cuelgue otra página.

jueves, noviembre 11, 2004

Sangre en el desierto.

He actualizado Días sin horas . No es lo que quería del todo, pero bueno estoy experimentando, y tampoco está tan mal.
99 Rooms

Entra en el cuarto que tengas el ordenador y enciérrate. Apaga cualquier cosa que te pueda distraer ( radio, cd, luz,...). Enciende los altavoces del ordeandor o ponte los cascos. Si es en medio de la noche mejor, habrá más silencio para tu propio gozo. Una vez preparado entra.
Vas a experimentar sensaciones que te acelerarán el pulso, que te hará que te recorra por la espalda un escalofrio corto y seco. Medio sueño, medio real,... en el tiempo que discurre entre que te recorres las 99 habitaciones no estás seguro de soñar o estar despierto, es como una fusión. La imagenes se irán sucediendo, y tus ojos iran absorbiendo colores y formas, y tu corazón acelerará el ritmo y luego se frenará para volverse a acelerar.

Entra en 99 rooms

lunes, noviembre 08, 2004

Crónica de una muerte anunciada ( amén García Marquez)

Sábado por la noche. Desde las 7 habíamos estado de fiesta en la residencia, era el tour de cuisine, y cada casa se había decorado de una manera y había hecho una especie de bol etílico para el resto de compañeros. A eso de las 11 deciden ir al centro, vale, yo me espero un poco y cogeré el autobus en otra parada aunque tenga que andar 5 minutos, me ahorro 15 de dar vueltas con el bus. Así que un poco después que los demás salgo a la calle, bajo un cielo espectacular, tanto que voy andando hacia atrás un trozo para ver las estrellas que se me quedaban a la espalda. Me subo al autobús y vamos hacia el centro.

Allí nos acercamos a una discoteca muy snob, en la que se está relativamente bien, pero tampoco nos contagia excesivamente la marcha, así que pasado un rato y con hambre de algunos, salimos a buscar un sitio para comer. Comen, medio de pie, y bueno, discutimos a dónde deberíamos ir... bueno pues iremos al sitio de siempre,... en fin, ¿qué remedio?.
De camino nos cruzamos con otro pub, tiene buena pinta, también bastante snob, y con la tónica de música generalizada r'n'b de la Mtv con hiphop de idéntico estilo. Bailamos, y hacemos lo usual.
Vienen un par de amigos más.

Me fijo en una chica, preciosa ella, pelo castaño claro de una melena larga y brillante, ojos claros y rasgos etéreos. Con mis tácticas habituales, siempre ( casi ) inócuas, establezco contacto; le miro, me mira ( eureka!). Y como tímido e inseguro que soy paso a su lado, como quien va a ver la chaqueta, vuelvo... y me dice algo en danés que no entiendo. Me disculpo torpemente sobre mi desconocimiento de la lengua local, que si en inglés le sirve pues mejor. Así que me dice que si bailamos, y bailo un rato con ella. Me dice vamos a tomar algo, soprendido por su actitud dominante me dejo llevar. Le invito a una cerveza y para mi una cocacola ( predecible en un abstemio como yo), y hablamos, nada transcendente: de dónde soy, qué hago, cuántos años tengo ( mentí, le dije 22, pero bueno es algo que aprendí en otro momento de mi vida que algún día os contaré; no fuera a ser ella mayor que yo, pero tenía 20, me dijo aunque el local era para mayores de 21 ella conocía a un camarero). Mis amigos dicen que se van que van a perder el último bus, yo digo que me quedo, el todo por el todo. Se levantó una vez a hablar con alguien, esperaba, se me hacía eterno. Vino y seguimos hablando, de típicas cosas sin demasiado sentido; vio al camarero que conocía, y me dijo si me importaba que hablara con el un rato, le dije que claro que no, así que aunque a mi lado yo me aislaba. Volvió conmigo, continúa la conversación, le comento que he perdido el último bus, que tendré que esperar al primero de la mañana. Con ello me dice, espera un momento aquí que tengo que ver cómo me vuelvo a casa que no se dónde están mis amigas. Así que espero. Se me hace eterno, me aferro al taburete donde ella se sentaba, como si la tubiera entre mis brazos y no quisiera soltarla. Y pasan los minutos, y no viene. Otra chica me dice que si bailo con una amiga suya, le digo que no que estoy esperando,... creo. No sé cuanto esperé, quizás media hora o cuarenta minutos, vi pasar al camarero con quien había hablado, y le pregunte por ella, me dijo despectivamente que se había ido. No me supuso un shock, durante la espera me lo había planteado... pero pasados dos segundos quería llorar, di una vuelta por el pub como quien busca fantasmas en la niebla, y salí con los dientes apretados y los ojos húmedos. Llamo a un amigo, se lo cuento, me tranquiliza, que vaya donde está el ( muy lejos andando y a 0 grados) o que me coja un taxi. Me cojeré un taxi. Voy caminando y por todas partes hay gente pidiendo taxis, y los taxis no paran, llenos. Veo que al otro lado de la calle, unos paran a un coche normal ( ¿ algún conocido?, suerte), yo sigo levantando el brazo a cada coche que pasa, si son las 4 y media deben ser taxis. Me para un coche, y un hombre de origen turco, me dice que si necesito un taxi ( genial un taxi ilegal), eran las 4 y media de la mañana 0 grados, no tenía chaqueta y quería morirme. ¿Cuánto? Cien y cinco coronas,... supongo que quiere decir 150... 20 euros... pfff... da igual, ya me da lo mismo. Así que subo, me enseña dos billetes de 100 y 50, yo le digo que sí con la cabeza, y le doy el dinero. Me dice que me ponga delante ( piratería taxista, me parece bien, si hacen falta taxis pues que se cubra con el mercado negro). Suerte que le camino a casa está en obras, se pierde un poco pero finalmente llego a casa, le doy las gracias, y camino hacía mi casa, que ganas de llorar,... que sentimiento de ser lo peor del universo. Durante el viaje me escuso en mil cosas, quizá me dijo que se iba y no la entendí, quizás salió y no pudo volver a entrar,... ¡Bah! Da igual, el hecho es que me quede solo, con un mechero que se había dejado en la mesa y que como un tonto guardé mientras esperaba. La mañana siguiente, rara, un mail en el buzón me alegra relativamente, siempre alegra ver un email inesperado. Sonrio a la pantalla y espero que le llegue al remitente, le contestaré otro día, ahora le contaría demasiadas historias que no se si está intersada en saber.
Lagrímas secas en el corazón, e ira reprimida. Dejo de creer que la gente es buena por naturaleza, que hay gente que es mala o que no le importa si hace daño o no,... ante los latigazos, corazón de acero... por lo menos con la gente que no conozco.

miércoles, noviembre 03, 2004

Elecciones en Norte América

Esta mañana me he levantado y nada más saltar de la cama me he colocado las gafas y me he conectado a la Cnn, y he visto el resultado electoral. Decepcionante. Me ha saltado el espíritu guerrillero, y he empezado a pensar que "aun les pasa poco a los americanos, si es que desde los 60 llevan dando por saco con sus guerras, ahí les revienten a todos por su propia elección".
Pasado los primero minutos de exaltación, he pensado que no todo el mundo ha votado a Bush, que serían victimas completamente inocentes de un atentado terrorista. Arrepintiéndome de lo pensado anteriormente, ningún ser humano es victima culpable de un atentado. Pero, la gente se comporta de forma racional ( el comportamiento racional supone que uno actua con un objetivo ) siempre, ¿qué les ha movido a votar a Bush? Bueno el miedo, es importante, el miedo es conservador; sentir que tu vida corre riesgo puede hacer que decidas una persona que promulga una solución devastadora contra el terrorismo. Miedo al terrorismo, aquí tengo que hacer una fuerte crítica a las fuentes medíaticas, creo que hay menor probabilidad de morir en un atentado que morir en un accidente de coche o de cancer de pulmón; si solo te informas por las noticias parace que no es así.
Así que la gente vota el no más contundente al terrorismo. Lo que pasa es más de la mitad de la población estadounidense reside en los estados del centro, que son a nivel cultural muy subdesarrollados. No están acostumbrados a realizar reflexiones ( tengo que decir que en España no es que esté llena de pensadores). Pero creo que el análisis que he hecho hoy yo y que ahora os detallo no es ilógico. La guerra mata personas, muchas personas; el terrorismo no son personas son ideas, con las armas no se matan las ideas, generas incluso más reacción. Así que con esto tenemos que la guerra genera más terrorismo. Es un resultado lógico, que al que con un poco de reflexión se puede llegar. Pero, ¿ votaría la gente a una persona que propone acabar con "esos que matan a nuestros seres queridos" de la forma más rápida y vistora; o votarían a la persona que dice hagamos colegios en los barrios pobres de donde salen los suicidas, hagamos que tengan algo por lo que vivir, ya que no hay nadie a quien temer más que a aquel que no tiene nada que perder?
Luego no voy a negar que probablemente haya más motivos para las guerras. Reactiva la economía, desciende el paro,... cuando el fin justifica los medios los amaneceres se tiñen de rojo sangre.
Sois todos bienvenidos a hacer comentarios sobre el tema.

lunes, noviembre 01, 2004

Diversificación

A ver, que he decidido que voy a separar los tipos de posts que hago. Estos que me da el ramazo melancólico y tal los pondres en "Dias sin horas", el resto vendrán a "Sin títulos". Así dependiendo de lo que querais leer teneis una cosa o la otra. Lo hago porque supongo que esto de ir alternando entre posts más melancólicos y otros completamente absurdos pueden llevar a alguién a desarrollar un sindrome bipolar. Y no querría yo... así que así queda establecida la cosa.