jueves, mayo 26, 2005

Rise Lord Vader

Juvelines hace mucho que no actualizo pero es que estoy tremendamente ocupado, perdonen aquellos fieles seguidores a los que decepciono días tras día. Tengo muchas ideas, pero luego al llegar a casa las fuerzas flaquean. Y hablando de fuerzas, el post de hoy toca que sea sobre La Guerra de las Galaxias. He ido a verla hoy. Me ha gustado, pero no voy a hacer crítica cinematográfica, para eso tenéis a Sulaco. Lo mio van a ser una serie de estupideces que se me han ido ocurriendo, sin sentido alguno, y sobre las que solo me puedo escusar alegando que estoy estudiando mucho. Pero si nadie ha pensado algo de eso nunca que me aspen.
Primero, ¿para que tiene botones el traje de Darth Vader? ¿Te hace cafés? ¿Te dice "soy tu padre"? Yo creo que se mosquearía ( y no conviene) si empiezas a tocarle los botones. En serio, no os preguntáis ( vosotros, oh freakis) que son esos botones, ¿quizá un ctrl, alt y supr por si se cuelga? ¿Va con Windows? ... ¿98 o xp?
Con toda la gente que hay en un destructor, ¿alguien ha visto un restaurante? ¿un bar? ¿una misera máquina de chocolatinas? ¿De qué se alimentan?
Y gasolina, el combustible que quema una nave de esas, ¿dónde hay gasolineras? Las naves tiran fuego, así que algo queman. Deben tener un tanque enorme. ¿Super o Sin Plomo?
¿Por qué nadie, absolutamente nadie, lleva gafas? ¿Cirugia láser para todos? Y eso que están todo el día delante de la pantalla.
¿Por qué los androides son cuatro términos? Las combinaciones no son demasiadas, cuantos C3PO habrá en el universo... si hay millones de androides... Van a tener que cambiar la matriculación en breve.
En fin, ya me despido con vuestra impresión de mi un poco más deteriorada.

domingo, mayo 15, 2005

Aquí y allí

Bueno, cogiendo forma y escribiendo cada "poco"; no voy a hacer más referencias a Sulaco, ya que sobra y me supera. Te quiero, tio Fede.
Pues hoy me tenéis en los ordenadores de la facultad de Economía de Aarhus. Esto es un lujo asiático, tengo una tarjeta con la que puedo entrar a la universidad a cualquier hora del día, cualquier día de la semana. Tengo ordenadores equipados con internet y demás programas. Unas salas espaciosas y agradables. No puedo pedir nada más.
Ahora me preguntaréis a que viene esto, que os importa muy poco (los más deslenguados diran un carajo, pero para el caso...) lo que tenga mi sala de ordenadores. Pues bueno, lo hago para compararos con la Universidad de Valencia. Aviso que es cierto todo lo que voy a decir, aunque parezca mentira tanta incopetencia concentrada, es completamente cierto.
Lo primero que me saca de mis casillas es que tienes que pedir hora con antelación para un ordenador. Yo mismo me he encontrado en la situación de que en 15 minutos tienes clase, y que cómo no tienes nada que hacer piensas: "voy a mirar el e-mail". Pues no te dejan: "Oye has reservado? Es que tienes que reservar". -" Pero si es que tengo clase en 15 minutos, y no puedo reservar para la siguiente media hora porque ya estaré en clase, quiero ver el mail, ahora" -" Pero hay que reservar" . Solución colarte hasta que te echan.
Segundo problema que ( siento expresarme así, pero es el odio acumulado tras años) me toca los cojones de sobremanera, es que como tienes que reservar por horas, el servidor te da, por ejemplo, de 18-19 en el ordenador F002, de 19-20 en F014. Claro, hay que ser imbécil, porque cada hora tienes que estar levantandote y moviéndote a por otro ordenador, lo cual implica que pierdes 5 minutos antes del final de cada hora guardando en el diskette o enviandote al mail, lo que has escrito. Y a la hora en punto, se cierran todas las sesiones y tenemos el baile de las sillas: todo el mundo levantado buscando su nuevo ordenador.
Obviamente en los ordenadores de mi facultad no puedes entrar a cualquier hora, los funcionarios se dedican a decirte que no puedes meterte sin reservar ( vaya curro más tonto, si no quieren que entremos que no dejen iniciar sesiones sin reserva). No se me ocurre ninguna pregunta que te pueda contestar esta banda de desgraciados.
Gracias a dios solo me queda un año en esa facultad. Y ahora disfruto de las instalaciones de una universidad del primer mundo.
PD: Ya escribí una vez sobre esto, pero hace mucho, y de mis actuales lectores, no creo que ninguno lo haya leido. Si te sonaba, es que ya lo habías leido, felicidades por estar conmigo tanto tiempo.

jueves, mayo 12, 2005

De camuflaje

Bueno, vamos a ver si me tomo esto algo más en serio que Sulaco y sus Distorsiones me tienen acomplejado. Si a mi también me pasan cosas, de vez en cuando. Y si se miran por alguno de los lados debe tener algo de gracia. Pero, claro, a mi me sabe mal que vosotros, queridos feligreses, os tengáis que tragar mis tonterías. Más de uno pensará que si tanta tontería escribo, que no escriba, o que me declare, claramente, vulgar ( como los cientos de millones de blogs que cuentan las historias más chorras que te puedas echar a la cara, como si a alguien le importara que una adolescente de 16 años ha estado en clase, y luego se ha ido con sus amigas al parque y el parque mola mogollón). Pero como no me convence, y mi ego es superior a mi mismo, pues sigo escribiendo porque me gusta saber que me leen, ¡ qué caray!. Pues a ver, contemos el suceso interesante del día, el que no os vaya a aburrir. Quizá le de un toque de dramatismo, pero está basado en hechos reales, lo prometo.
Salía yo de mi supermercado habitual, cargado con mis bolsas y con la mirada perdida en algun punto entre la parada del autobus y mis propios ojos. Caminaba a paso indeciso, y farfullando por qué no pasaría un autobus cada 10 minutos, y así no me tocaría esperar. Cuando estaba llegando a la parada, y me disponía a reposar mi anciano cuerpo en el banco, veo como por la carretera se acerca una furgoneta Volkswagen pintada de verde militar y con manchas negras, y detrás un todo terreno, probablemente utilizado en Vietnam, de identica decoración. Ante mi sorpresa giran y se meten en el parking del polideportivo que hay en frente del supermercado. De la furgoneta bajan unos tipillos pintados hasta las orejas, con uniformes militares de campaña, casco a juego y hierbajos colgando del casco. Por si fuera poco, llevaban colgada una ametralladora. Claro mi cabeza no estaba muy despierta, pero en algunos momentos parece que la sinapsis también se hace participe de mis desventuras, y me vienen un par de ideas a la cabeza. Primera, son unos freakis vestidos de militares, que se van con sus metralletas de bolas de pintura a pegarse tiros por alguno de los bosques de alrededor. Segunda, ha habido una catástrofe y el ejercito viene a salvarnos. Tercera, golpe de estado en Dinamarca. Ninguna me acababa de convencer, pero me recreaba en la segunda ( me hacía mucha gracia un golpe de estado en Dinamarca), y me imaginaba a los tipillos corriendo y pegando tiros y acercandose hacia mi y preguntandome ( en un fluidísimo castellano): "¿Con nosotros o contra nosotros?". Yo, que otra cosa no pero me vendo por medio chavo; afirmaría inmediatamente cogiendo una ametralladora y pintarrajeandome la cara con barro. Y saldría corriendo y gritando, pegando tiros al aire ( que yo soy pacifico). Con todas estas chorradas sobre mi cabeza, los militares seguía fuera de sus furgonetas cuales maquineros velando el sueño de sus coches, solo les faltaba la música a toda castaña y el botellón de turno. Ya me empezaba a mi a mosquear el asunto, con la neurona que tengo deducía que iban a hacer practicas, pero ¡por dios! ¿dónde? ¿en el polideportivo? ¿ en el bosque? supongo que eran armas de verdad... En fin, ha llegado el autobús y los militares seguían apoyados en sus magnificos vehiculos pre-tecnológicos, y me he ido con las ganas de saber que narices hacían.

jueves, mayo 05, 2005

Lo de siempre

No es por ser repetitivo, pero lo de las entradas via google es cada vez más curioso. El otro día entró alguien aquí buscando "mujeres masturbandose por el ano". Que vamos seguro que no estaba buscando la vida de un erasmus en Dinamarca. Pero que me alegro que pasara por aqui, y que disfrutara aunque fuera por decimas de segundo de este carismático y agradable blog.
En cuanto a mis desdichas erasmus, no tengo demasiadas que contar,... una pena, lo sé; más me duele a mi. Es que el mito ese del erasmus que no pega palo al agua se da más al sur,... bueno concretamente en Italia y España. Aquí arriba tenemos que currar; tampoco mucho, pero vamos que algo si que se hace, y más ahora al final, que tenemos trabajos acumulados, exámenes, y todas estas cosas que por alguna extraña razón de nuestro subconsciente, las dejamos SIEMPRE para el último momento. Además hay una clara injusticia dentro del mismo país, por ejemplo, yo curro mucho más que otras carreras. Por ahí tienes a mis amigos ( no miro a nadie ejem ejem), que se dedican integramente a la vida contemplativa, a tocar un rato y cuando les da se leen algo, que ni hacía falta que se leyeran. Y ahí estan, flotando en su burbuja de éter. Pero casi lo que más me fastidia son aquellos que aunque tienen que estudiar lo mismo que yo, salen todos los días, no hacen nada ( aparentemente ) y luego aprueban,... ¡ incluso sacan más nota que yo! Voy a denunciarlo a las Naciones Unidas, o a la Protectora de Animales,... desde luego, este mundo está lleno de injusticias. En fin, que menuda chorrada de post, pero es para daros cosas que leer, que si no me véis mucha tele y os atontais.
¡Ah! Me he pasado con los fusilli, he echado mogollón, ¿ alguien tiene hambre?